Albahaca italiana

Nombre científico o latino: Ocimum basilicum

Más detalles

Nuevo

1,81 €

  • Si
Este producto está agotado
 
Más información

CULTIVO

- Luz: a pleno sol o a media sombra.

- Temperaturas: es una planta muy sensible a las heladas, no las resiste.

- La albahaca es muy sencilla de cultivar, incluso en suelos pobres.

- La albahaca crece bien en tierra fresca, ligera y bien drenada.

- Abonar el suelo antes de la siembra.

- La siembra se lleva a cabo a finales de invierno, en semilleros.

- Hay que sembrar las semillas a poca profundidad, al calor suave de los últimos días de primavera y trasplantarlas hacia mediados del verano, con cuidado de no dañar las raíces.

- La germinación se produce a los 10 ó 15 días.

- Luego, los plantones se colocan en hileras a 30 cm de distancia unas de otras. Es conveniente plantarlos algo profundos.

- Riego abundante.

- Se escarda para eliminar las malas hierbas con frecuencia.

- Se desmochan las puntas de las ramas cuando empiecen a formarse los capullos florales para favorecer el crecimiento arbustivo, es decir, un crecimiento tupido.

- Se seca después de su floración, por lo que conviene cortar las flores apenas aparecen, de esta manera se las puede utilizar hasta dos años.

- Cuidado con las plagas de caracoles, pues se comen las plantas tiernas.

RECOLECCIÓN

- Se debe recoger tierna y comerla cruda o apenas cocinada, porque pierde mucho aroma.

- Se puede secar en ramilletes a la sombra, colgados con las hojas hacia abajo. Luego moler, o pasar por la trituradora y guardar en frascos bien tapados para el invierno.

- Para secar, se cosecha la albahaca poco antes de florecer, que es cuando tiene mayor concentración de aceites aromáticos.

19 productos más en la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado:

No products

To be determined Envío
0,00 € Total

Pagar